9 may. 2012

Cómo murieron: Rimbaud


JEAN NICOLAS ARTHUR RIMBAUD

(Charleville, 20 de octubre de 1854 – Marsella, 10 de Noviembre de 1891)

Rimbaud entró en la historia de la literatura como uno de los mejores poetas franceses del siglo XIX. Podríamos llamarlo maestro del simbolismo (como Mallarmé) y piedra angular del surrealismo aunque otros prefieren adscribirlo al movimiento decadentista junto a Verlaine; y esto teniendo en cuenta que su carrera literaria concluyó a los diecinueve años de edad.

Hijo de un capitán de infantería que abandonó a su familia cuando Rimbaud tenía seis años, el poeta escapó de su estricta madre cuando cumplió los dieciséis y rara vez acudió a verla durante el resto de su vida.

Destacó como un alumno brillante y superdotado. El propio Victor Hugo, llegó a llamarlo «Shakespeare niño». Obtuvo premios en literatura, lenguas y otras asignaturas. Componía en latín fluido poemas, elegías y diálogos. Pero, como diría en su poema Los poetas de siete años, ya desde esa edad estaba lleno de conflictos internos y de sentimientos de rebeldía. En julio de 1869 participó en un concurso académico de composición en latín con el tema Yugurta, el cual ganó con facilidad. El director de su colegio dijo de él entonces: «Nada ordinario germina de esa cabeza, será un genio del mal o un genio del bien». Habiendo obtenido ya todos los reconocimientos posibles a los 15 años, se sintió finalmente liberado de todas las presiones a las que su madre lo había sometido en su infancia más temprana. (Este último párrafo extraído de wikipedia)

Pasó un par de años de viaje por Europa con el poeta francés Paul Verlaine, mayor que él quien se divorció de su mujer a favor de aquel. Su tormentosa relación con fuertes altibajos marcados por el alcohol y las drogas, terminaría cuando Verlaine, borracho, disparó a un todavía adolescente Rimbaud en la muñeca. Tras este incidente, el poeta completaría Una temporada en el infierno y después, no volvería a escribir nunca más.

Continuó sus andanzas por Europa durante otros cinco años y trabajó en granjas y como cantero hasta que hizo su viaje a Etiopía en calidad de comerciante. Allí pasaría más de una década dedicado a la compra-venta de artículos africanos y al tráfico de armas. No volvió a escribir ningún poema ni explicó nunca el porqué dejó de escribir. Cuando contaba con treinta y tantos años, Rimbaud habló de ahorrar dinero para regresar a Francia y casarse pero nunca llegó a ejecutar sus planes.
En febrero de 1891, un año y un mes después de que planeara su vuelta a Francia, ya era demasiado tarde. Sufría molestias en la rodilla derecha que ignoraría durante semanas. Para cuando quiso hacer caso a su dolor, éste se había extendido por toda la pierna hasta el punto de no poder caminar. En abril, contrató a dieciséis hombres para que lo transportasen trescientos kilómetros por el desierto hasta un lugar donde podría embarcar para buscar un médico. Después de un horrible viaje de dos semanas por tierra, partió para llegar a Aden, al norte de África y desde allí, los médicos le enviaron a Marsella, ciudad donde finalmente le amputarían la pierna. Tenía treinta y seis años de edad.

Regresó a casa de su madre pero su salud, lejos de mejorar, empeoró a la par que la relación con ella. Al cabo de un mes, Rimbaud estaba de vuelta en el hospital de Marsella donde los médicos le diagnosticaron cáncer. Fue atendido por su hermana pero ésta poco pudo hacer por él. Debilitado y casi paralizado yacía agonizante y le iba describiendo las alucinaciones que tenía a su hermana, que eran reminiscencias de poemas escritos veinte años atrás. El nueve de noviembre, apenas consciente, le pidió a su hermana que escribiera una carta a una compañía de navegación: “Estoy paralizado por completo y deseo embarcar cuanto antes. Les ruego que me comuniquen cuando puedo ser llevado a bordo” Murió al día siguiente.

* Para conocer un poco más sobre la relación homosexual entre Rimbaud y Verlaine, puedes ver la película protagonizada por Leonardo Di Caprio, Total Eclipse (traducido en España como Vidas al límite)



NOTA: Más artículos como éste pinchando en la etiqueta CÓMO MURIERON.

6 comentarios:

  1. Es muy interesante leer la vida de los que han sido grandes de la literatura, pues muchos de ellos han tenido una vida triste o/y sorprendente.
    Dado a lo mucho que me gusta escribir siempre me gusta leer la vida de los escritores que me gustan y de los que han sido "grandes". Esta sección es muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. ¿Será que una vida turbulenta y complicada inspira a los grandes?

    Siempre son interesantes los autores que nos traes.

    ResponderEliminar
  3. Chari, gracias por pasarte por aquí una vez más.kisses

    Laura, ídem, me alegra que disfrutes con la sección.kisses

    ResponderEliminar
  4. Hola June!!!! ahahaahah cuanto tiempo!!!!! y cuantas reseñas y nuevas entradas por leer !! Estoy hecha un desastre con las visitas!!! U_U quiero hacer tantas cosas que termino haciendo nada! jajaja

    Como siempre tus entradas super interesantes e impecables.

    Espero que estés bien guapa!!!
    Besos enormes!!

    Taly.

    ResponderEliminar
  5. Hola June, me gustó esta reseña. Lo próximo que voy a leer será de Rimbaud. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Taly, la verdad es que no damos abasto y si no, mira cuándo te respondo yo, jeje. kisses

    Benito, puedes leer más entradas como ésta en la etiqueta CÓMO MURIERON. kisses

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mí.